ABONOS SÓLIDOS

Las plantas necesitan los nutrientes  para desarrollarse, y en función de la cantidad en que los tomen distinguimos dos tipos: los macronutrientes – grandes cantidades -y los micronutrientes – necesarios  en muy pequeñas cantidades. Entre los macronutrientes tenemos: el oxigeno y el carbono, tomados del aire en forma de dióxido de carbono (CO2) mediante la fotosíntesis, y  el hidrógeno que lo toman del agua (H2O) del suelo a través de las raíces. Justo después vienen los tres protagonistas de esta entrada, los macronutrientes principales.

N, de Nitrógeno. Es el principal responsable del crecimiento y el desarrollo de las plantas., ya que forma parte importante de aminoácidos, proteínas, enzimas, etc.

P, de Fósforo : se le considera un “factor de precocidad”, ya que activa el desarrollo inicial de los cultivos y favorece su maduración.

K, de Potasio: es el factor de calidad. En la planta el potasio juega muchos papeles que podrían resumirse en permitir crecer mejor a la planta y a sus frutos.

Es necesario que exista un equilibrio entre estos tres macronutrientes para lograr el desarrollo armónico de los cultivos. Pero ese equilibrio no será el mismo para todas las plantas cultivadas ni en todos los suelos, por lo que suele ser recomendable hacer análisis de suelo antes de instalar un nuevo cultivo. De todas maneras, existen formulas preestablecidas, muy utilizadas en agricultura, especialmente adaptadas  a los distintos cultivos y a las distintas necesidades que tienen durante su desarrollo.

En Agroarlanzón, trabajamos con varios abonos complejos en diferentes formulaciones, tanto de Fertiberia como de EuroChem Agro .

8-21-8 (Zn, MG, S (13%))

8-16-8 

8-24-8

15-15-15 (27% S)

 

Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario o por teléfono y te informaremos de características, dosis y precios de todos ellos.